Sede

La infraestructura es un factor que indiscutiblemente ayuda al proceso de aprendizaje. Por ello, considerando el importante crecimiento que ha experimentado el ESE desde su creación en el año 2000, y tomando en cuenta que la cantidad de alumnos y programas ofrecidos hicieron insuficientes sus anteriores dependencias, se hizo necesario pensar en la construcción de instalaciones propias y adecuadas a las necesidades específicas de una escuela de negocios de postgrado.

Así, se encargó a Shepley Bulfinch Richardson and Abbott (SBRA) –una de las oficinas norteamericanas con más experiencia en el diseño y construcción de infraestructura universitaria, fundada en 1874– realizar el diseño conceptual de una nueva sede para la Escuela, que diera cabida a la realización de todos los programas en un ambiente óptimo, y se encargó los planos de detalle a la oficina chilena Guillermo Rosende Arquitectos Asociados.

El resultado fue exactamente lo que se esperaba. Buscando la unión de lo confortable y la tecnología, se construyó un edificio que ofrece óptimas condiciones para el estudio, la reflexión y el diálogo. En palabras de Raymond Warburton, arquitecto de la oficina norteamericana, “para SBRA, un buen diseño resulta cuando el arquitecto es capaz de plasmar en algo real y tangible la misión y valores de su cliente”.