Landscape Monitor

Sistema de gestión y modelo analítico que cambia la forma en que las organizaciones perciben, analizan, y gestionan su entorno competitivo, social, y político.

Por ESE Business School, 2016-09-16

Imprimir

El entorno, ya sea social, político, o económico, cambia constantemente, a veces en forma radical. Las innovaciones tecnológicas, la globalización y los cambios sociales y políticos han acelerado este proceso. Responder con éxito a las oportunidades y riesgos que surgen en el entorno depende de seguir los eventos que moldearán el futuro. La complejidad del entorno es varios órdenes de magnitud mayor que la de dentro de las organizaciones. Tenemos muy buenos sistemas para gestionar los procesos internos, pero carecemos de ellos para entender la complejidad externa. 

El ESE Business School presenta en exclusiva el Landscape Monitor, un sistema de gestión y modelo analítico que cambia la forma en que las organizaciones – grandes y pequeñas – perciben, analizan, y gestionan su entorno competitivo, social, y político.

El Landscape Monitor, desarrollado por un equipo internacional de académicos que imparten clases en Harvard, Stanford, IESE, y HEC Lausanne, posee una estructura que facilita tanto el monitoreo del entorno y captura de información dispersa, como el análisis e interpretación de eventos emergentes.

Para ello se beneficia del “crowd-sourcing”, aprovechando el capital humano subutilizado de la organización, y facilitando el esfuerzo colectivo de distintos expertos organizacionales que trabajan en red, y que crean interpretaciones de los acontecimientos del entorno que ningún líder, experto, o genio solitario podría crear por sí solo.

En la actualidad una de las prácticas más comunes para monitorear el entorno es basarse en evidencia anecdótica. Por ejemplo, la clásica conversación informal en que un grupo de directivos, reunidos por algún otro motivo, discuten durante el coffee break sobre las últimas novedades, e intercambian opiniones al respecto: rumores sobre la competencia, historias de cómo una start-up agresiva dio vuelta otra industria, u opiniones de cómo una nueva regulación podría afectar al mercado. Otra práctica común es que la alta dirección se reúna unos pocos días al año y utilice herramientas tales como el FODA o las 5 fuerzas de Porter, que datan de la década de los 70s, y que son frecuentemente criticadas por ser estáticas y quedar obsoletas cada vez con mayor rapidez. Claramente estas prácticas no son suficientes dada la velocidad de cambio actual.

El Landscape Monitor ofrece una respuesta estructurada y contundente a estas limitaciones, coherente con el entorno dinámico e incierto en que vivimos.

 

IR AL PROGRAMA